El Blog De Mon

El canal predeterminado de Marta

 

Supongo que en vuestro ordenador, cada vez que os metéis en Internet, aparece un navegador por defecto ¿correcto? Bien, a mi me pasa igual, pero con el canal de TDT. ¿Adivináis cuál es mi canal predeterminado? Muchos estaréis pensando que FOX; el problema es que el ONO es propiedad de mi padre, terreno minado. Pero si enciendes la tele en mi habitación aparece DIVINITY.

Muchos de vosotros (sobre todo, muchas) os pasará como a mi. Desde que Divinity comenzó su emisión el año pasado, me ganó: Sexo en Nueva York a todas horas ¿algún plan mejor? Por supuesto: incorporar Mujeres de Manhattan, Will&Grace, Anatomía de Grey, Gossip Girl, Cinco hermanos, Mujeres desesperadas, Mad Men, Revenge, Medium, Rookie Blue y muchas otras, todas en un mismo canal.

Pero lo que realmente me ha llevado a escribir este post es lo que nos va a traer este canal temático este otoño: SMASH, de la que hablamos en el pasado post y ya sabéis que os recomiendo; Verónica Mars, una serie que marco un antes y un después en mi manera de ver la series y una protagonista que no podéis perder de vista; Cougar Town, Ugly Betty, 90210 y creo que un largo etcétera.

Ya era hora que alguien apostase por las series extranjeras en España. Antes sólo podíamos contar con alguna de manera aislada en algún canal que se arriesgaba a emitir series americanas en horarios decentes. Canal +, sin duda, fue pionero en ello, pero no teníamos acceso a los mejores contenidos, si no pagamos. Lo mismo ocurría con canales temáticos de pago, como FOX o AXN. En mi opinión, y me cuesta admitirlo, el grupo Mediaset es que se ha mojado y ha ganado. Telecinco se hizo con las 3 franquicias de CSI; Cuatro apostó por House, Perdidos y lo intentó, con menos éxito, con Anatomía de Grey. A FDF le han dejado perlitas como Friends, Reglas de compromiso o la gran New Girl. Pero creo que ha sido con Divinity con lo que han dado en el clavo. La Sexta tampoco quiso quedarse atrás: Bones, NAVY o Numbers son sus apuestas, pero no han corrido la misma suerte que las del grupo Mediaset. Parece que este riesgo, poco a poco, ha calado también en Antena 3: se ha hecho con Juego de Tronos y, muy pronto (frase que odio leer en las promos de las series, ¿tan difícil es dar una fecha?), podremos ver también Érase una vez.

¿Se habrán dado cuenta, por fin, de que queremos ver series, de calidad, en horarios normales y con menos de un año de retraso con respecto a EEUU?

 

 

Mi vida, un musical. Smash

 

¡Ya me gustaría a mi! Creo que mi profesión frustrada es la de actriz de musicales de Broadway, pero me he tenido que conformar con cantar en la ducha y ser muy teatrera…

Hace unos dos o tres meses me recomendaron SMASH, una serie de la que yo sólo sabía que era de género musical, pero me echaba un poco para atrás el hecho de que ya hubiese una así en el panorama televisivo americano: Glee. Si hay una cosa que me gusta hacer, es comentar las series con un grupito genial, formado por gente con gran criterio, pero con gustos muy dispares; así que recurrí a ellos. Como me dijeron que no tenía absolutamente nada que ver con Glee, me animé y en una semana he devorado la primera temporada de 15 episodios de SMASH.

 

Cuando puse el primero, a parte de quedarme asombrada con las voces de las protagonistas, ví una cara muy familiar ¡Debra Messing! Para los que no os quedéis con los nombres (como servidora) se trata de la gran Grace, de la archiconocida Will&Grace. Su interpretación de Grace siempre me ha gustado, por lo que otra razón más para ver la serie.

¿Cómo se crea un musical? En SMASH podemos verlo, y, nada más y nada menos, que sobre la señorita Norma Jean, más conocida como Marilyn Monroe. Reuniones, audiciones, ensayos y canciones, tanto originales como versiones de The Florence + the Machine o Colbie Caillat, que nos enseñan un poquito sobre el mundo del teatro musical. Dos excelentes cantantes y actrices son las que competirán por el papel de la rubia explosiva: Katharine McPhee interpreta Karen Cartwright y Megan Hilty es Ivy Lynn. Ellas trabajan duramente con todo el coro de actores, su director (Jack Davenport), la productora (Anjelica Huston) y los dos compositores, Julia y Tom (Debra Messing y Christian Borle). Canciones y ensayos, se mezclan con la parte dramática de la serie: triunfar en Broadway, crear un musical de éxito y, a la vez, mantener a tus amigos y familia cerca. No parece una misión fácil, ¿verdad?

Y como colofón, Steven Spielberg es uno de sus productores ejecutivos, y Dreamworks y Universal Television están implicadas en el proyecto.

La NBC no ha desvelado aún el calendario de programación para el otoño-invierno de 2012, pero parece que la vuelta de la serie se va a hacer esperar: se rumorea que no verá la luz hasta principios del 2013. Tendré que esperar para aumentar mi repertorio y dejar perpleja a mi ducha.

 

Algo bien fresquito: New Girl

 

En el post anterior, hicimos un repaso de propuestas para este verano, pero eran series que, si las queréis ver, no tenéis más remedio que recurrir a “interné” (como diría mi abuelo Julián) para verlas.

Pero Mediaset me ha sorprendido gratamente con una de las series que ha elegido para emitir este verano; se trata de la sitcom de FOX, New Girl. No soy muy dada a comparar unas series con otras, pues me parece que cada una tiene algo especial, pero si alguien me pidiera una descripción rápida, diría que es lo mejor que he visto de este género desde la mítica Friends.

Zooey Deschanel es la estrella de esta serie. A los que no le pongáis cara, os diré que es la hermana en la realidad, de la experta antropóloga Temperance Brennan de Bones (Emily Deschanel) y que la habéis podido ver en la misma serie que a su hermana, interpretando a su prima (¡qué lio familiar!), y en películas como 500 días juntos, junto a su gran amigo, Joseph Gordon-Levitt.

En esta sitcom vais a encontrar a una chica, Jess (Zooey), que va a comenzar una nueva vida compartiendo piso con nada menos que 3 chicos, Nick, Schmidt y Winston (Jake Johnson, Max Greenfield y Lamorne Morris) con los que tendrá sus más y sus menos en la convivencia, pero que siempre están ahí para apoyarla. Jess es profesora, roza los 30, está soltera y es un personaje especial al que vais a adorar: habla cantando, resuelve los problemas de maneras muy originales y su manera de vestir, en ocasiones, deberéis juzgarla vosotros mismo. En esta nueva etapa, cuenta con su mejor amiga, Cece (Hannah Simone), una modelo espectacular (Jess sólo tiene amigas modelos) que le dará consejos y le esconderá alguna que otra cosilla.

La descubrí el septiembre pasado, cuando empezó a emitirse en EEUU y el primer capítulo me hechizó; y no sólo a mi (mi chico ha descubierto una nueva cara bonita). A los amantes de Dirty Dancing, os advierto, que lo vais a disfrutar. La serie empieza con un nivel muy alto, por lo que no os desilusiones si en capítulos posteriores baja un poquito (es difícil mantener el ritmo de los primeros episodios). Pero si ha encandilado a 10 millones de norteamericanos, es posible que no os defraude. La podéis ver en FDF los jueves por la noche, a las 23.50h. No la he visto en castellano, así que no sé deciros como es el doblaje, pero si podéis verla en VO o VOSE, mejor que mejor.

 

 
buscanos en Facebook
Búscanos en Twitter