El Blog De Mon

Mi vida, un musical. Smash

 

¡Ya me gustaría a mi! Creo que mi profesión frustrada es la de actriz de musicales de Broadway, pero me he tenido que conformar con cantar en la ducha y ser muy teatrera…

Hace unos dos o tres meses me recomendaron SMASH, una serie de la que yo sólo sabía que era de género musical, pero me echaba un poco para atrás el hecho de que ya hubiese una así en el panorama televisivo americano: Glee. Si hay una cosa que me gusta hacer, es comentar las series con un grupito genial, formado por gente con gran criterio, pero con gustos muy dispares; así que recurrí a ellos. Como me dijeron que no tenía absolutamente nada que ver con Glee, me animé y en una semana he devorado la primera temporada de 15 episodios de SMASH.

 

Cuando puse el primero, a parte de quedarme asombrada con las voces de las protagonistas, ví una cara muy familiar ¡Debra Messing! Para los que no os quedéis con los nombres (como servidora) se trata de la gran Grace, de la archiconocida Will&Grace. Su interpretación de Grace siempre me ha gustado, por lo que otra razón más para ver la serie.

¿Cómo se crea un musical? En SMASH podemos verlo, y, nada más y nada menos, que sobre la señorita Norma Jean, más conocida como Marilyn Monroe. Reuniones, audiciones, ensayos y canciones, tanto originales como versiones de The Florence + the Machine o Colbie Caillat, que nos enseñan un poquito sobre el mundo del teatro musical. Dos excelentes cantantes y actrices son las que competirán por el papel de la rubia explosiva: Katharine McPhee interpreta Karen Cartwright y Megan Hilty es Ivy Lynn. Ellas trabajan duramente con todo el coro de actores, su director (Jack Davenport), la productora (Anjelica Huston) y los dos compositores, Julia y Tom (Debra Messing y Christian Borle). Canciones y ensayos, se mezclan con la parte dramática de la serie: triunfar en Broadway, crear un musical de éxito y, a la vez, mantener a tus amigos y familia cerca. No parece una misión fácil, ¿verdad?

Y como colofón, Steven Spielberg es uno de sus productores ejecutivos, y Dreamworks y Universal Television están implicadas en el proyecto.

La NBC no ha desvelado aún el calendario de programación para el otoño-invierno de 2012, pero parece que la vuelta de la serie se va a hacer esperar: se rumorea que no verá la luz hasta principios del 2013. Tendré que esperar para aumentar mi repertorio y dejar perpleja a mi ducha.

 

Las series también son para el verano

Con el cierre de temporada de nuestras series habituales, somos muchos los que nos sentimos un poquito huérfanos sin la compañía de nuestros personajes más queridos y odiados. No hay tantas series en verano como en invierno, y las que hay, seamos sinceros, no suelen ser tan “buenas” (esto va en gustos) como las que se emiten de septiembre a mayo.
Como todos los años, tengo ya preparado mi calendario con vistas a septiembre (del que ya hablaremos, porque llegan muchas series nuevas), pero para junio, julio y agosto, también tengo reservas: algunas que me he dejado sin ver, por falta de tiempo durante el invierno y otras propias del verano. Este post no contiene spoilers, sólo algún comentario o resumen del argumento de las series para tratar de convenceros:
Entre las series propias de verano, Pretty Little Liars (Pequeñas mentirosas) y Covert Affairs son viejas conocidas.

covert Affairs

La temporada 3 de ambas robara parte de mis días. La segunda temporada de PLL se estrenó el día 5 de junio y su regreso tuvo una acogida discreta, pero positivas. Serie teen 100%, pero la trama central tiene su encanto: 4 amigas investigan la misteriosa desaparición de una quinta, Alison, en el pequeño pueblo de Rosewood, mientras alguien que parece conocer todos sus secretos, les manda mensajes, fimando como - A. Y por otro lado, totalmente distinta a la anterior, el 10 de julio llega la segunda temporada de Covert Affairs. Empecé a verla por sus actores: como diría alguno “la chica de El Bar Coyote” (Piper Perabo), “el chico de Popular” (Christopher Gorham) y “el padre se Seth Cohen” (Peter Gallagher). Al principio me recordó un poco a Alias (manteniendo las distancias, por supuesto), pero no con tanto drama (la vida de Sidney Bristow era para cortarse las venas). Es una historia más de la CIA, de una agente secreto que combina su trabajo de campo por medio mundo y su vida familiar. Como en todas, las historias de amor están presentes y los momentos de “los guionistas se han flipado” también, pero la recomiendo igualmente.
De las que tenía reservadas, la primera con la que me he puesto manos a la obra, es Homeland (por recomendación del jefe, entre otros muchos).

homeland

Ha sido una de las revelaciones de la temporada, y no es para menos. Un marine americano ha sido liberado tras 8 años de captura en Oriente. Una agente de la CIA es informada de que uno de los suyos se ha convertido en enemigo. Así empieza todo; tramas de acción, amor (y sexo) y traición se mezclan en 12 capítulos de unos 45 o 50, que se te hacen cortísimos. La segunda temporada se estrena el 30 de septiembre.
Y por último, hay dos series más esperando en mi ordenador: Girls, la nueva serie de HBO, y Web Therapy. De estas no puedo contaros mucho, porque no he empezado, pero la primera me la han recomendado dos personitas con las que comparto muchas series (@haize_m y @Zachanoah) por lo que supongo que me va a gustar. Por lo que he podido leer, la serie relata las experiencias de cuatro chicas de 20 años en NY. ¡Ya os contaré!

web-therapy

Y la segunda, Web Therapy, he de admitir, que la he elegido por Lisa Kudrow, más conocida como Phoebe de Friends. La segunda temporada está a puntito de estrenarse (2 de julio). Empezó siendo, por lo que tengo entendido una webserie, pero Showtime le ha dado una oportunidad. El argumento parece divertido: una terapeuta que decide que es mejor hacer la terapia online con sus pacientes, ya que los 50 minutos de siempre hacen que la gente cuente demasiada paja, así que desarrolla esta nueva técnica, con la que puede atender a más pacientes (y sacar, así, más beneficio). Un poquito de humor negro, que nunca viene más. Además, entre sus pacientes, veremos muchas caras conocidas: Meryl Streep, Rosie O'Donnell, Conan O'Brien, Natasha Bedingfield, Jane Lynch e, incluso, a algún ex compañero, como David Schwimmer.
Y hoy me ha llamado la atención otra (lo sé, no tengo remedio): ¿alguien ha visto el piloto de Saving Hope?
Espero que estas breves reseñas os hayan animado a empezar a ver alguna serie este verano. ¿Alguno os animáis a acompañarme con alguna de las 5?

Viviendo en Mistic Falls

Buscando en Google Maps, vemos que este pequeño pueblo está ubicado en Pensilvania ¿Os hace un viajecito para allá? Sólo deciros que está lleno de vampiros, brujas, hombres lobo y algún que otro híbrido… ¡No es lugar para aburrirse!
images
Empecé a ver esta serie de CW con todo el auge de la saga Crepúsculo (algunos ya debéis odiarme por mis gustos). Por temática si es bastante similar, pero la serie es bastante más dramática que los libros de Stephanie Meyer. El amor también está presente, pero no tan centrado en dos únicos personajes. A los dos protagonistas masculinos, los hermanos Damon y Stefan Salvatore (Ian Somerhalder y Paul Wesley respectivamente) ya los hemos visto en otras series, como Perdidos , 24 o The O. C. La verdadera novedad es la protagonista femenina Elena Gilbert (Nina Dobrev) una actriz búlgara-canadiense de 22 años que se ha dado a conocer realmente con este papel. Pero el elenco de guapos no acaba aquí: Steven R. McQueen (Everwood), Candice Accola, Zach Roerig y Michael Trevino, entre otros, completan el elenco de esta serie tee-sobrenatural.
the_vampire_diaries_season_2-wide
Para lo que no la hayáis dado aún una oportunidad, las serie comienza con la muerte en un accidente de coche de los padres de Elena. Tras este trágico acontecimiento, la chica trata de volver a su vida, pero un apuesto Stefan Salvatore entra en su vida y ya nada volverá a ser como antes. Triángulos amorosos, secretos, traiciones, estacas, sangre y conjuros son la tónica diaria en la vida de los personajes.
La crítica ha sido mixta, pero se ha recalcado que gana en calidad según avanzan los capítulos. The CW es una cadena estadounidense que desgraciadamente no tiene mucha suerte con las audiencias: emite, en su mayoría, series teen, y no suele sobre pasar los 4 millones de espectadores con ninguna de sus producciones. En su estreno, en septiembre de 2009, consiguió reunir a 4.800.000 espectadores, sólo superado en su cadena por Nikita y 90210. Bien es cierto que actualmente ha bajado, pero no baja de los 3 millones.
Si con todo esto no os he convencido, sólo puedo deciros que engancha. No es una de esas series que ya sacan tramas sin sentido; está bien elaborada y desarrollada y la banda sonora es bastante buena. Actualmente, se emite la segunda parte de la tercera temporada, los jueves, en EEUU. ¿Os animáis?

 
buscanos en Facebook
Búscanos en Twitter