El Blog De Mon

Los entresijos de la política... The West Wing, por @Saultorr

Estamos acostumbrados a asociar la palabra “política” con discursos vagos y vacíos, discusiones de patio de colegio, irresponsabilidad, escándalos, corrupción… Sin embargo, detrás de los juegos políticos se esconden a menudo interesantes tramas sobre el poder, el liderazgo, y la gestión nacional. Y son estas tramas las que fundamentalmente se desarrollan en El Ala Oeste.

La serie, ambientada en la Casa Blanca, comienza con un recién elegido presidente Barlet (interpretado por Martin Sheen). Perteneciente al partido demócrata, el nuevo presidente se verá obligado a poner en marcha numerosos proyectos que mantengan la situación de bonanza económica por la que atraviesan los Estados Unidos (la primera temporada data de 1999) así como afrontar otros tantos problemas que surgen del día al día al mando del país.
Para poder ayudarse en su tarea, el presidente cuenta con su equipo personal, comenzando por un jefe de gabinete fiel (John Spencer), un equipo de comunicaciones capaz de redactar los discursos más aplaudidos (Richard Schiff y Rob Lowe), una jefa de prensa experta en manejar a los periodistas más incisivos (Allison Janney) y, para mí el personaje que más juego da a lo largo de la serie, un ayudante de gabinete siempre dispuesto para el cuerpo a cuerpo (Bradley Whitford).

El Ala Oeste_02

Con unas características secuencias en la que los personajes hablan a medida que andan (marca de la casa de la factoría Sorkin) y que te harán atravesar toda la Casa Blanca, El Ala Oeste es sin duda una serie que a poco interesante que te resulte todo lo que rodea al gobierno de un país, las relaciones internaciones o la política interior, te enganchará desde el primer capítulo y a lo largo de las siete temporadas que se grabaron de la misma. Siete temporadas para disfrutar y aprender que no todo es “politiqueo”, y que la “política” (tomada en serio) merece una oportunidad.
El Ala Oeste se estrenó el 22 de septiembre de 1999 en EEUU, y se mantuvo en antena durante siete temporadas y 156 episodios hasta su despedida, el 14 de mayo de 2006

Cuidado con el agente Brody

Quizá es porque el género está muy trillado en el cine o porque realmente no hay una buena serie previa con una trama convincente (a mi Rubicon no me lo pareció). Pero cuando vi Homeland me pareció algo diferente.

Para empezar la serie nos presenta un cierto número de interrogantes desde el primer momento sin caer en el recurso fácil que sería enrevesar la trama hasta límites insospechados. Además, Homeland cuenta con un buen reparto y una factura técnica impecable, una buena dirección y sobre todo una historia original (aunque mil veces contada en otros medios).

Homeland se centra en el Agente Brody (interpretado por el inexpresivo Damian Lewis), se centra en su vida y en su regreso de un largo tiempo de cautiverio en Irak. Pero lejos de centrar toda la serie en torno a ese personaje nos encontramos con otro aun más complejo y para mi más rico en matices, me refiero a Carrie Mathison (interpretado por Claire Daines), una agente de la CIA con trastorno bipolar?
Además de todo esto tenemos a secundarios de lujo como Morena Baccarin o Mandy Patinkin (Mi nombre es Iñigo Montoya, tu mataste a mi padre? prepárate a morir?)

Homeland_Serie_de_TV-391047773-large

Pero lo interesante es la trama. No voy a dar Spoilers, los que me conocéis sabéis que los evito, pero si tengo que decir que la trama está bien elaborada, es redonda? Aunque esto no quiera decir que haya algunas trampas en el guión, pero son perdonables cuando tenemos un producto de calidad como este.

Homeland es de lo mejor que se estrenó el año pasado. Tras meses de espera, Fox España la emitirá el 9 de Abril, así que a disfrutarla!

 

True Blood y Fringe, tan distintas, tan iguales

Dos series tan iguales y a la vez tan distintas. Muchos dirán que no tienen nada que ver, pero se equivocan.
Tanto Fringe Como True Blood tienen dos cosas en común. Para algunos son lastres, para mi son virtudes:
-Son series que solo puedes seguir si las continúas desde el principio, ya que sus tramas son continuas (aunque True Blood se toma alguna licencia en esto)
-Son series que saben reírse de si mismas, y mucho.

El hecho de que sean capaces de autoparodiarse creo que es lo mejor que puede pasar hoy en día en la televisión. Estamos en la edad de oro de las series, series de enorme calidad pululan por nuestros televisores. Guiones magistrales, fotografía espectacular, grandes direcciones y actores inundan nuestras pequeñas joyas televisivas. En esta época de grandeza lo que es enorme es una serie con todas esas virtudes y además que sepa reírse de si misma.

El Capítulo musical de Fringe es un claro ejemplo de lo que digo, aunque para mi, el mejor ejemplo es sin duda el capítulo de animación (muy mal hecha por cierto, al estilo del final de Smallville que se merece un post aparte) donde para solventar el problema de un actor que no puede grabar un capítulo simplemente... lo dibujan, ENORME.

Por otro lado, True Blood es la niña mimada de las series de la HBO con permiso de Juego de Tronos, pero es que True Blood es otro estilo, es otra serie, es una maravilla.
Cuerpos fornidos, sexo casi explicito, relaciones sobrenaturales... eso nos da True Blood, pero además ,no solo contenta con convencernos de que los vampiros existen, ahora no hay limite! Hombres Lobo, Mujeres Pantera, cambiantes, brujas? en serio, no hay límite, incluso se habla de aliens, elfos? no dudo que terminaran apareciendo.

Y ante eso, en las dos series hay dos actores que arrastran la ficción a su máximo esplendor. En el caso de Fringe el actor al que me refiero es John Noble quien nos convence de su locura o de su tiranía dependiendo de a cual de sus dos personajes interprete. Para mí sin duda es uno de los mejores actores actuales en el panorama televisivo.
En el caso de True Blood el hablamos de Alexander Skarsgård, (Eric Northman) quien fue capaz de pasar de ser un secundario en la primera temporada a tomar un papel casi protagonista y ser un malvado vampiro al que sin duda adoras.

Quien sabe, quizá algún dia veamos un True Fringe Blood!

 

The crimson petal and the white

Se trata de una serie distinta, ambiciosa y mordaz sobre una época victoriana decadente y elegante a partes iguales.
Se trata para mi de la serie mas transgresora que he visto últimamente, y no solo en su argumento.
The Crimson Petal and the White es un producto para degustar, es un producto puro y a la vez sucio, es un engaño a la vista y una delicia al paladar televisivo.
La BBC siempre nos sorprende con productos de este estilo, saben adaptar novelas y crear un producto con una entidad propia. Porque esta serie tiene alma…
Es una serie que fuera de su país ha pasado bastante desapercibida, pero en los círculos seriéfilos se ha ido haciendo un hueco bastante considerable. La BBC deja su castidad para hacer un producto bastante duro visualmente teniendo en cuenta que es un canal público.
Y es que si por algo se destaca esta serie es por su calidad visual, una fotografía muy arriesgada, más propia de un videoclip que de una serie hace que sus tomas sean una delicia, que se disfrute por lo arriesgado y exagerado de su dirección.
Sin duda, una serie que apetece ver, una serie que es distinta, algo nuevo.

¿Por qué no ha funcionado Cáprica?

Existen dos razones fundamentales para contestar a esta pregunta, una de ellas es que Cáprica es un Spin-off de Galáctica, los que veníamos de ver esa serie tuvimos que cambiar mucho el chip para poder seguir las tramas más lentas y menos espectaculares de su predecesora temporal. Otra razón de peso, quizás la más importante, es que en Cáprica no hay una figura heróica, no hay un bueno, no hay nadie con quien quieras identificarte porque todos los personajes principales de la serie tienen un lado oscuro, todos comenten crímenes o ilegalidades en algún momento. Los amantes de la ciencia ficción en general buscan una figura en las series con quien identificarse y en esta no la hay.
Lo que a priori parecen dos razones para explicar porque no ha funcionado esta serie, para mi resultan ser las dos razones por la que la considero una buena serie.
El hecho de que cuente el comienzo de una historia mítica de la ciencia ficción como es la creación de los CYLON y que lo haga de una forma absolutamente diferente a como lo vimos en Galáctica me resulta muy interesante. Yo no quería ver un refrito de una serie de culto, no quería ver una copia y Ron Moore consiguió hacer algo diferente con ese regustito a Galáctica... Por otro lado, el hecho de la ambigüedad moral de los personajes me atrae, estoy harto de series de CIFI donde solo hay buenos buenísimos y malos malísimos, en esta serie es más complejo, los guiones son más intrincados y los personajes son muy ambiguos, eso enriquece la serie.

Por último, la fotografía y el estilo de rodaje de la serie es digno de mención, sin grandes aspavientos de efectos especiales consiguen hacernos creer que Cáprica existe, incluso el mundo virtual es inteligentemente expresado en la serie, en lugar de ser el mundo impoluto y futurista estilo TRON, modifican la idea para introducir un juego al estilo GTA pero de realidad virtual que resulta muy acertado para contar la historia.

Cuando fui a la presentación de Cáprica en Madrid , Ron D. Moore nos dijo a los asistentes que el tema de las religiones tendría mucha importancia en la serie. Al igual que en Galáctica, en Cáprica vemos que la motivación principal para los cambios que se producen es de lucha entre religiones y de intrigas políticas y empresariales con algún temas de mafias metidas de por medio.
Todo esto hace que la serie sea muy rica en matices que quizás sean valorados con el tiempo, estoy seguro de que esta serie será más valorada dentro de unos años y quizá se convierta en una serie de culto.

Ahora, los amantes del universo Galáctica nos tendremos que conformar con la serie que está por venir: Galáctica "Blood and Chrome".... Si es que algún día se llega a realizar...

 
buscanos en Facebook
Búscanos en Twitter