El Blog De Mon

Crematorio, muy nuestro sin parecerlo.

adiposity Verdana, stuff Geneva, Helvetica, sans-serif; color: #000000; line-height: normal;">Al fin ha ocurrido.
Alguien ha realizado una serie española con una calidad más que aceptable. Tras ver series difícilmente tratables últimamente como pueden ser "El Barco", "Los Protegidos", "Hispania", etc... Al fin ha aparecido un producto de calidad.
Leí en el blog de Alberto Rey algo así como que el genero costumbrista era el genero propio español para hacer series, es algo así como hacer un refrito de "Médico de familia" en todas las series que realiza cualquier canal. Ultimamente el caso era otro, se descubrió que con adolescentes hormonados también se podían hacer series con audiencia (Véase FoQ, El internado o la citada El Barco). Las series españolas tienen audiencia, pero... Tienen calidad?? La respuesta es NO, rotundo. La calidad brilla por su ausencia, ni la actoral, ni la de dirección, ni siquiera tienen un ritmo que invite a seguir cada capítulo.
Pero al fin ha ocurrido...
Ayer, me dispuse a ver el primer capítulo de una nueva serie española, irónicamente la trama que sustenta la serie es típicamente española, trata ni mas ni menos que de la corrupción urbanística. Y que la hace diferente??
Dos cosas fundamentales:
-La primera es la calidad de los actores y del casting. Un José Sancho inconmensurable que llena la pantalla y un plantel de secundarios que hacen lo propio.
-La segunda es el ritmo. Un ritmo típico de otras series, de otros países, nada típico de aquí. olvidemos de los capítulos de hora y media, vamos a hacer un capítulo que dure lo que dura uno americano o británico (entre 40 y 50 min).
Con esas dos reglas se construye la primera serie española que no parece española (siendo esto un cumplido).
Podría hablar de la trama, de los recursos cinematográficos como los flashbacks que utiliza, de la impecable fotografía, etc... pero solo voy a decir una cosa... Espero que marque tendencia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
buscanos en Facebook
Búscanos en Twitter