El Blog De Mon

He visto megauploads ardiendo más allá de Orion

Hace unos días saltó la noticia de el cierre de Megaupload y conllevó que una masa social protestara en las redes sociales por el fin del “Chollo”. Pero ¿es realmente tanto chollo? ¿Hemos dado un enfoque correcto al asunto, o por el contrario estamos llevándolo a los extremos opuestos que los que promulgan que la ley Sinde es la realidad que se necesita para terminar con esta “lacra” que es el consumo ilegal de susta… bueno, de series y películas?

megaupload

La realidad es que el concepto de televisión o cine tal y como lo conocemos está cambiando. Como este blog trata sobre todo de las series, voy a dejar de lado el tema del cine y del pirateo de películas grabadas en salas de cine y demás, voy a hablar de series.

Llevo años escuchando siempre la misma cantinela: “si seguís descargando se va a acabar la industria”,”Queréis únicamente el todo gratis”…
Vamos a ver, ni lo uno ni lo otro. Para empezar, la industria de las series se ha hecho con un hueco en nuestros discos duros y por tanto en nuestra televisión debido precisamente a eso. Las descargas (legales o ilegales) permiten al espectador tener lo que quiere cuando quiere. Eso antes no ocurría, antes teníamos que esperar a que algún canal se dignara a emitirla y doblarla, ahora no, ahora ha aparecido un nuevo nicho en esta vorágine de contenidos,. La gente puede elegir que ver, cuando verlo y como verlo (Doblado o en VOS).

Hace tiempo discutiendo comenté que es irónico que se abogue por contenidos legales en internet pero que en la práctica, los contenidos “ilegales” tengan una mayor calidad de visionado que los “legales”, no hay alternativas. En España, las distribuidoras cobran unos derechos increíblemente altos a cualquier operador que quiera emitir contenidos por internet. Un ejemplo claro de esto fue el “espantar” a Netflix de nuestro país.
Netflix es una plataforma de contenidos via Streaming de prácticamente todas las series de TV que se emiten (al menos en USA). Allí, en ese país, el precio de esto es de 8$ al mes, sí, habéis leído bien, por 8 dólares puedes ver todo lo que quieras en una tarifa plana y en Alta definición. Hace unos días Netflix anunció que descartaba implantarse en España debido a los altos precios que les cobran por los derechos de autor.
netflix

Otro ejemplo de esto es la compra de soporte físico, mientras que por ejemplo, el otro día pude adquirir en Amazon la primera y la segunda temporada de la serie “Fringe” en Blu-ray por 9,95€ en la Fnac costaba 60€ siendo el mismo pack, solo por el hecho de haberla comprado en Amazon Francia…
¿Esa diferencia es lo que se lleva la distribuidora?

Amazon-Logo1

Podría decir más ejemplos, pero solo digo una cosa. No es cuestión de quejarse por las descargas, es cuestión de entender que el modelo de negocio ha cambiado y que estamos dispuestos a pagar, pero lo justo, no lo inflado. Aquellos que aun con estas opciones siguieran descargando serían los mismos que robaban las películas del videoclub o aquellos a los que no les importa ver una película en calidad Screener (por no llamarla mierder), o aquellos que realmente antes tampoco iban al cine o quizá aquellos que ven Sálvame, quién sabe…

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 
buscanos en Facebook
Búscanos en Twitter